¿Cómo saber si tienes un trastorno del sueño?

Trastornos del Sueño: Causas, Síntomas y Tratamientos

¿Estás cansada durante el día? ¿Sientes constantemente que te falta el sueño? ¿Te quedas dormida sin querer? Estás (quizás) sufriendo de trastorno del sueño.

Antes de comenzar este post y hablar de las causas, te recomendamos consultar con un especialista en trastorno del sueño como Psicólogos Madrid Psicopartner, donde no solo realizarán un estudio profundo de tus antecedentes, sino que también te evaluaran de forma profesional para poder ofrecerte el mejor tratamiento.

Trastornos del sueño: cómo reconocer los síntomas

Es por la mañana, cuando deberíamos sentirnos descansadas, pero nos levantamos de mal humor, sintiéndonos siempre cansadas. Todo el día, bostezamos y nos sentimos agotadas. Una vez más, dormimos mal –o no lo suficiente–. 

Lo aguantamos, olvidando que el sueño es esencial para la salud, física y mental. No solo recarga las pilas para ayudar a recuperar energía, sino que también fortalece las defensas naturales. Finalmente, es fundamental para consolidar la memoria y promover el aprendizaje. 

Por el contrario, las “malas noches” provocan fases de somnolencia y aumentan el riesgo de accidentes. También afectan el estado de ánimo y pueden promover la obesidad.

Pero es difícil evaluar la calidad de su sueño y detectar trastornos (parasomnia). ¿Las noches son perturbadas por micro-despertares de los que el durmiente no se da cuenta? ¿Las fases del sueño profundo, las más reparadoras, son demasiado cortas? Tanta información, preocupaciones, irritabilidad, dificultad de concentración, falta de atención, dificultad en la toma de decisiones, y muchos más podría estar causándote este desequilibrio.

¿Verdadero o falso?

  • Cuando duermes antes de la medianoche, las horas cuentan el doble:

Falso. Es cierto que los dos primeros ciclos de sueño son los más reparadores, porque allí el sueño es más profundo. Pero que te duermas a las 9 p. m. o a la 1 a. m. no cambia nada. Lo importante es acostarse siempre a la misma hora.

  • El alcohol ayuda a superar el insomnio.

Falso. Si el alcohol ayuda a conciliar el sueño, afecta a la calidad del sueño, que es más ligero y fragmentado, por lo que no es muy reparador.

Tips para recuperar el sueño:

¿No has dormido lo suficiente en las últimas noches o incluso semanas? Afortunadamente, no es irreversible. Aquí te mostramos cómo ayudarte a sentirse descansada, en forma nuevamente y recuperar un buen patrón de sueño.

Si sientes que no estás durmiendo lo suficiente y lo notas por: tus bostezos constantes, ojeras y además persiste deseo de dormir todo el día. Es hora de arreglarlo porque las deficiencias de sueño puede a largo plazo, aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, infartos, depresión, obesidad, defensas bajas, etc.

En definitiva, las repercusiones de la falta de sueño tendrán consecuencias nefastas, tanto físicas como psíquicas. De hecho, los adultos necesitamos dormir entre siete y nueve horas por noche para estar en forma. ¿Has acumulado solo 7 horas en 2 noches, atrapada en tu libro, navegando en Instagram o los últimos episodios de tu serie favorita? Ten la seguridad de que puedes compensar esta deuda de sueño si es temporal. Aquí hay algunos consejos de recuperación.

1- Levántate a la misma hora todos los días

Por lo tanto, esto también incluye los fines de semana. Puede parecer cruel levantarse a rastras de la cama los domingos a las 8 de la mañana cuando simplemente falta dormir, pero sólo respetando el mismo ritmo diario encontrarás consistencia en tu ritmo de descanso.

2- Evita dormir la siesta

Una vez más, si tienes algo de sueño para ponerse al día, eliminar la siesta de tu horario puede desanimarte, pero según una investigación, si te cuesta dormir por la noche, tu siesta, especialmente la siesta de la tarde, solo hará que te resulte más difícil conciliar el sueño más tarde en la noche.

3- Crea un ambiente zen en el dormitorio

Un ambiente zen y tranquilo del dormitorio fomentará las ganas de dormir. También nos aseguraremos de que la habitación esté muy oscura y que nuestros dispositivos electrónicos estén lejos de nosotros.

4- Practica deportes

El deporte ayuda a dormir y más profundamente, razón de más, por tanto, para practicar actividad física de forma regular .

5- Desestresarse

El estrés provoca insomnio. Una vez en la cama, nos obligamos a pensar en cosas agradables más que en el expediente que no tuvimos tiempo de tratar o cualquier otra cosa susceptible de provocarnos un pico de ansiedad (y que en más, no seremos capaces de resolver a medianoche).

6- Mantén una dieta saludable

La cafeína, el alcohol, el chocolate, los alimentos grasos o demasiado picantes no son recomendables tres horas antes de acostarse para dormir bien y sentirse bien al despertar. En su lugar, prueba alimentos relajantes para ponerte de buen humor antes de irte a la cama.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil